Volver al blog
5 Instagrammers chilenos viajeros que tienes que seguir

 

Me motiva la espontaneidad de las cosas, de hecho, no planifico mis viajes al sur de Chile. La inmensidad de la naturaleza es la máxima inspiración que me lleva a dejar todo por varios días. Estar lejos y sentirme disminuido frente a bosques nativos, montañas nevadas, cascadas de agua cristalina, la naturalidad de la fauna libre, el colorido maravilloso de la flora, la amabilidad de la gente… siento que podría estar todo el día escribiendo lo que me inspira la naturaleza.

Porque es la forma más natural de mostrar la belleza.

Escenario favorito no tengo, pero si hay ciertas condiciones que me gustan como por ejemplo los días nublados, atardeceres llenos de nubes, los bosques o lagos por las mañanas y las ciudades llenas de luces con muchos edificios.

Es difícil decidir entre las naturaleza o ciudad. Las dos me gustan, pero a la vez cada una tiene un encanto distinto. Si tuviera que tomar una en este momento sería la naturaleza, sobre todo lugares llenos de bosques o montañas.

Tengo muchos lugares pendientes aún por visitar, pero uno de los que me sorprendió por su cercanía y belleza fue la Cordillera del Maule. A no más de 300 kms de la capital existe este lugar que no tiene nada que envidiarle al verdadero sur de Chile en la Patagonia. Allí encontrarán lagos, cascadas y formaciones rocosas impactantes, además de que sus estaciones bien marcadas hacen que sea ideal para visitar en cualquier época del año.

Creo que sin duda es el atardecer, ya que es uno de los momentos del día más fotogénicos para la ciudad, es precioso como todo cambia con “tan solo” otros colores en el cielo y una luz homogénea y calidad que se proyecta sobre todo. Por otra parte, también me encanta la fotografía nocturna. Últimamente he aprovechado el quedarme pasado el atardecer, en especial en Farellones (lugar idóneo que se escapa de la contaminación lumínica), para poder capturar la majestuosidad de la Vía Láctea, la que muy pocos no se dan cuenta que está ahí arriba.

La mayoría de mis fotos son de Santiago, desde que abrí mi Instagram tuve la intención de mostrar el lado positivo de la ciudad, los lugares por los que transitamos en el día a día y muchas veces pasamos por alto por andar apurados y no nos damos cuenta. Lo que busco transmitir es que la gente se reencante con la ciudad. No me gusta cuando lo llaman “Santiasco” o que digan que Santiago es fome o feo, es por eso que a través de mis fotos quiero que la gente vea lo linda que es la diversidad de la arquitectura, la infinidad de cerros isla, barrios patrimoniales y para coronar, la Cordillera de Los Andes de fondo.

Me gusta la fotografía nocturna porque es un desafío para mí, el ser humano con el tiempo ha ido adaptando su vida a la noche creando esta forma artificial de vida gracias a la electricidad, por lo tanto las ciudades cobran un nuevo encanto de noche y se abren nuevas oportunidades fotográficas. Es posible capturar y crear imágenes que no se pueden hacer en otro momento del día. Capturar escenas que el ojo humano no puede ver a simple vista, plasmar en imagen algo tan intangible como el tiempo y la luz o capturar las estrellas lo encuentro fascinante, puedes jugar con la luz y crear escenas impresionantes en lugares que en el día pasan desapercibidos, por eso me llama la atención hacer este tipo de foto.

Ya no me preocupo tanto de que la foto sea correcta. Me preocupo más bien de que transmita algo y de lograr un storytelling visual, ya que la fotografía es la técnica de congelar un momento y eso puede aprenderlo cualquiera, pero lograr contar una historia, eso, pocos son capaces de lograrlo. Esa es mi meta y lo que me motiva a la hora de tomar fotos.

¿Quieres conocer estos lugares de Chile?
Para este destino podrás encontrar
Compartir
Fotografía instagram La Viajeria Viajes
Recomendados