Barcelona

A orillas del mar Mediterráneo, a 620 kilómetros al noreste de Madrid.

Ver Google Maps

Todo el año es un destino suculento, siendo más cálido entre abril y mediados de noviembre, aproximadamente. El mes más caro, caluroso y multitudinario suele ser agosto, cuando los europeos salen de vacaciones y eligen Barcelona entre otros destinos.

Barcelona, una ciudad llena de sorpresas

Barcelona es una ciudad que guarda múltiples sorpresas. Una urbe cercana a la gente, con una gran oferta cultural y lugares turísticos. Guarda una fuerte tradición vanguardista en todo orden de cosas.
La esfera artística de Barcelona está a la vista; aquí el arte y la cultura se mezclan con la gran oferta comercial para todos los gustos.

Sus sabrosos platos españoles reflejan un gran nivel internacional, así como también la moda, siempre muy chic, y la animada vida nocturna, simplemente explosiva.
Las hermosas y soleadas playas de Barcelona son un destino turístico preferido por los mismos españoles como por sus países vecinos.

Aunque es una ciudad grande, Barcelona es un destino que debes descubrir a pie. Puedes visitar los antiguos edificios y parques más importantes caminando, como la Ciudadella, el parque de Joan Miró y el Castillo Montjuic, entre otros.

 

¿Qué ver en Barcelona?

En caso de que seas amante de la bici, puedese arrendar una y hacer varias rutas, admirando la arquitectura modernista y las obras de Gaudí, como el Park Güell, el Palacio Güell, la Casa Vicens, la casa Batlló, la Pedrera, y la icónica Sagrada Familia, templo reconocido como basílica desde el año 2010, y cuya construcción parece nunca terminar.

Los museos en Barcelona son otro panorama imperdible. En ellos se exponen obras de maestros de la pintura como Pablo Picasso, Salvador Dalí y Joan Miró, entre muchos otros. En sus galerías encontrarás la historia del arte, desde la Edad Media hasta nuestros días. Dos must son la Fundación Joan Miró –con una colección de más de 14 mil piezas–, y el Museo Picasso, visita obligada para entender al pintor cubista y a la España del siglo 20.

Para seguir caminando, debes pasear por la comercial y turística Rambla –no caminar por ella es no haber ido a Barcelona–, y también por el barrio costero de la Barceloneta, con playas, buenos restaurantes y animados bares.

¿Qué comer?
¿Qué comer?

En sus calles hay restaurantes que ofrecen desde cocina típica hasta lo más vanguardista. Tienes que probar los pintxos (rebanada de pan sobre la que se coloca trozos de pollo, jamón crudo, bacalao, escabeches, u otros). Las papas bravas, la cerveza o un Vermut con gas son obligatorios. Con más de mil años de historia, el ultra turístico Mercado de la Boquería tiene restaurantes, cafés y puestos con los mejores productos regionales. Otras opciones son el Mercat de Santa Caterina y el Mercat de la Princesa. ¡Irresistibles!

¿Quieres que este sea tu próximo destino?
Para este destino podrás encontrar
Compartir
Recomendados