Milán

En el norte de Italia, a 574 kilómetros de Roma.

Milán es una ciudad con temperaturas muy altas en verano y bastante frías en invierno, por lo que es recomendable visitarla en otoño y primavera.

Milán, capital mundial de la moda

Esta ciudad es un referente internacional del buen vestir, además de ser el núcleo de la creatividad, economía y finanzas de Italia, una especie de gran centro de inversiones que se une a la gran actividad administrativa de un país en constante crecimiento. Una urbe con un gran carácter cosmopolita.

Su hermosa arquitectura con bellas construcciones, así como sus enormes rascacielos, se fusionan en esta ciudad chic repleta de la mejor moda y con gran pasión por el fútbol. Este es un destino imperdible para cualquier viajero.

¿Qué hacer en Milán?

Milán es una ciudad para recorrer y disfrutar, cuando estés aquí, visita el Parque Sempione donde sus áreas verdes invitan a descansar y pasar el rato. Aledaño está el famoso Castello Sforzesco, una construcción del siglo XIV de entrada gratuita. En su interior hay diversos museos y por eso se le considera un polo patrimonial, artístico y cultural.

Castello Sforzersco en Milán

Aquí no puedes dejar de visitar el hermoso Duomo, la Catedral de Milán, una edificación gótica de una belleza incomparable. Sin duda una de las mejores experiencias de la ciudad. A un paso desde la plaza del Duomo está la galería Vittorio Emanuelle, erigida en el XIX, donde hallas tiendas y cafés muy glamorosos. En su suelo encontrarás el dibujo de un toro y la tradición cuenta que si pisas sus genitales y das un giro completo, de seguro regresarás a Milán, ¡inténtalo!

Galeria Vittorio Emanuelle en Milan

Ya que estás en Milán quédate a ver una función del denominado “Vaticano de la Ópera”, o también conocido como el teatro de la Scala. Un centro cultural de alta alcurnia que fue restaurado y donde se presentan las mejores obras de la lírica mundial. Un recomendando show artístico de la ciudad.

En Milán también puedes visitar la iglesia Santa Maria delle Grazie, que en su interior conserva La última cena (Il cenocolo) de Leonardo Da Vinci. Sin embargo, para entrar hay que hacer la reserva con tiempo debido a su concurrencia.  Explora la historia y visita las columnas de San Lorenzo, ruinas romanas que son parte de la historia de la ciudad.

Barrio de Navigli en Milán

Conoce Brera, un céntrico barrio, bohemio, estrecho y romántico para ir en pareja y da un paseo por lo que se presenta como la Venecia de Milán, Navigli; una zona con canales que conectan la urbe con los lagos de los alrededores, de la cual se dice que a través de ellos se pudieron transportar las piedras de mármol para construir el Duomo.

¿Qué comer?
¿Qué comer?

En Milán debes probar algunos platos como la ensalada caprese con tomate y queso mozarella; panna cotta, tiramisú; carpaccio de carne cruda con aceite y limón; vitello tonnato, ternera acompañada de salsa de huevo, atún y crema de leche, entre otras preparaciones maravillosas. Y no dejes de probar algunos de los mejores helados de Italia cerca de la plaza Duomo.

¿Quieres que este sea tu próximo destino?
Para este destino podrás encontrar
Compartir
Recomendados