A unos 360 kilómetros al noreste de Washington DC.

Ver Google Maps

Nueva York es increíble todo el año, aunque tiene extremos: muchísimo frío en invierno, mucho calor en verano.

Nueva York, la capital del mundo

Una ciudad vibrante, global, política y entretenida. Aquí ocurre de todo, el arte y la cultura producidos acá pueden influenciar a todo el mundo; los más grandes conglomerados empresariales y financieros toman aquí sus decisiones; laboratorio para experimentaciones gastronómicas, culturales, deportivas y educativas.

La ciudad de los rascacielos, como se le conoce a Nueva York, es un centro cosmopolita por excelencia. No por nada es uno de los núcleos urbanos más poblados del mundo.

¿Qué hacer en Nueva York?

Los rascacielos de la ciudad son un espectáculo. Para tener las mejores vistas, están los miradores del Empire State y del One World Trade Center. La mejor hora para disfrutar de la vista es cuando empieza a atardecer y las luces se apoderan de la inmensa Gran Manzana. Recorre Time Square idealmente de noche, cuando más se aprecian sus cientos de luces de neón y las de los teatros de las calles cercanas, ofreciendo la mejor cartelera del momento.

Camina por el Central Park y recorre sus 341 hectáreas en el corazón de Manhattan. Es el patio de los neoyorquinos, donde ellos trotan, meditan, almuerzan, patinan en hielo (invierno) e incluso toman sol (verano). Pasea por el taquillero High Line, parque en altura en el barrio de Chelsea.

Un viaje a Nueva York no está completo sin visitar algunos de sus museos. Puedes partir en la llamada Museum Mile, en la Fifth Avenue, de manera paralela al Central Park. Ahí están desde los estupendos Metropolitan Museum of Art (MET) y Solomon R. Guggenheim Museum, hasta el imperdible Museum of the City of Nueva York, entre otros. También debes visitar el MoMA (Modern Museum of Art) y el American Museum of Natural History, con su impresionante colección de dinosaurios.

¿Qué comer?
¿Qué comer?

Al ser una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, con inmigrantes de los más diversos rincones del planeta, en Nueva York puedes comer absolutamente de todo. Aquí la oferta de restaurantes alcanza para sabores de todas las latitudes. Eso sí, dos clásicos son comprar un hot dog o una pizza “by the slice”, y comerlos mientras caminas por la calle.

¿Quieres que este sea tu próximo destino?
Para este destino podrás encontrar
Compartir
Recomendados