Isla de Pascua

En el territorio insular, a más de 3.700 kilómetros al oeste de las costas chilenas.

Ver Google Maps

Visítala todo el año, aunque en febrero se realiza la muy concurrida y folclórica fiesta Tapati, cuando la isla se rebalsa de turistas.

Isla de Pascua, una chica enigmática y adictiva

No es que ésta sea una isla tenebrosa, sino que sus rincones silenciosos y pausados hacen que más de alguno se pregunte cómo es posible que sin maquinarias modernas, por ejemplo, haya sido posible esculpir moais. O desplazarlos kilómetros y kilómetros.

Isla de Pascua es realmente un museo al aire libre, con calidad de Parque Nacional desde 1935, y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1995.

¿Qué hacer en Isla de Pascua?

Para poder admirar toda la belleza y magia de la isla lo más recomendable es explorar sus caminos, ya sea en auto, a caballo, en pie o en bicicleta; y así visitar rincones como el volcán Rano Raraku, donde eran fabricados los moais; y el volcán Rano Kau, con un cráter de 1,5 kilómetros de diámetro con una laguna interior, y desde donde se obtienen impactantes vistas de los tres motus (islotes), hasta donde nadaban los participantes de la ceremonia del hombre-pájaro en busca del huevo del manutara (gaviotín pascuense). En la cercana Aldea Ceremonial de Orongo verás importantes concentraciones de petroglifos asociados a este importante evento.

Un poco más retirada, cerca del encantador pueblo de Hanga Roa, está la Cantera Puna Pau, donde hacían con piedra volcánica los pukaos, esos adornos tipo sombreros que decoran la cabeza de los moai. Para descansar está Anakena, la playa más famosa de la isla por sus arenas blancas, sus palmeras, aguas calmas, y dos ahu restaurados. Al otro lado del cerro está Ovahe, una playa chica con arenas rosadas, ideal para hacer esnórquel.

Buceo y esnórquel son dos de las principales actividades de Isla de Pascua. Esto, porque sus aguas son muy claras, con una visibilidad de hasta 50 metros, porque son menos frías que las del continente, y porque verás asombrosos crustáceos y más de 120 especies de peces en actividad. También puedes hacer surf, claro que sólo expertos, pues las olas revientan sobre lava y coral.

¿Qué comer?
¿Qué comer?

En Isla de Pascua todo gira en torno de los productos del mar, pues aquí se encuentran especies de altísima calidad, principalmente pescados. En sus restaurantes hay clásicos como las empanadas de atún, jugosas y contundentes; también el pescado toremo preparado al modo rapa nui (trozos gruesos con cebolla morada, pepino, tomate y leche de coco; y poquísimo limón); y otras preparaciones acompañadas por puré de taro (tubérculo), pescado thai, langosta, centolla.

¿Quieres que este sea tu próximo destino?
Para este destino podrás encontrar
Compartir
Recomendados