Volver al blog
Mi primera vez a Nueva York

por Fernanda Quinteros

Es tanto lo que has leído, visto y oído sobre Nueva York, que aunque sea tu primera vez aquí, sus edificios, puentes y carritos de comida se sienten familiares. Sus calles, la gente, sus taxis amarillos, las alucinantes vitrinas de las tiendas, los interminables rascacielos y hasta las ardillas. Todo parece familiar. ¿Serán las películas de Woody Allen? Tal vez. O quizás son sus apariciones en revistas de moda, incontables series de televisión, o las noticias…  Es tanto lo que sabemos, o creemos saber, de Nueva York, que es difícil descubrirla desde cero.
¿Cómo conocerla? ¿Desde la gastronomía, desde el arte? ¿O desde sus infinitos barrios? Es tanta la información que hay sobre Nueva York, que la primera visita puede ser un poco agobiante, sobre todo si tienes poco tiempo. Y basta decir que te vas a Nueva York para que te repleten de consejos. Todos creen tener el mejor tip sobre la ciudad. Y es que NY ofrece, de verdad, todo lo que puedas imaginar, todo.

Busca vuelos a Nueva York

Busca vuelos a Nueva York

Para moverse en Nueva York tienes que dejar de lado el miedo a perderte, y subirte al subway o metro. Sí, es cierto, son demasiadas líneas de colores (unas que incluso pasan por debajo de otras), y entender la diferencia entre el servicio local y el expreso es un desafío. Pero vale la pena el riesgo, pues es en el subway donde se ven a los verdaderos neoyorkinos: hombres elegantísimos sentados al lado de mendigos, jóvenes con las cosas más insólitas colgando de orejas y narices; latinos con las manos curtidas por el trabajo pesado, los mejores looks de la ciudad, música y ratones (muchos ratones).

Busca vuelos a Nueva York

Dentro de las decisiones, entre informadas e instintivas, elegí un hotel a pocas cuadras de Times Square. Apenas llegué me lancé a un primer paseo sin rumbo claro, y di con la Catedral de San Patricio. El contraste de su fachada con el entorno, sus altares llenos de querubines perfectos, los enormes órganos… simplemente impactante.
Después llegué al Grand Central Terminal. No supe dónde ir y me quedé varios minutos mirando el hall central y las majestuosas lámparas de cristal de sus pasillos. Busqué la Whispering Gallery, sólo para comprobar si es cierto eso de un salón donde susurras en una esquina y el sonido se replica en la otra (¡sí lo es!).

Busca vuelos a Nueva York

Ese mismo día caminé por Times Square mientras veía un festival de pantallas destellantes, con imágenes entre las que destacaba Iggy Pop bailando en HD. Caminé, caminé y caminé hasta terminar mi primer día en la pista de hielo del Rockefeller Center. No patiné sólo por miedo a caerme y a arruinar el resto de mi semana en Nueva York.

Otro suburbio que te transporta lejos es el barrio judío, en Brooklyn. En sus calles no vi más que hombres de barba larga, con una especie de sombrero redondo de piel llamado shtreimel, un abrigo largo y negro conocido como bekishe o kapote, un manto blanco de oración sobre la espalda (tallit), y en la cabeza, dos largos rizos que cubren las orejas. Algunas calles más allá, los graffitis y las tiendas onderas marcan el ingreso a uno de los lugares más alternativos y de moda de Nueva York, Williamsburg.
También en Brooklyn, y después de muchas estaciones de metro, llegas a un trozo de Rusia en pleno NY. Ya al salir en la estación Brighton Beach te encuentras con Ocean Wine & Liquor, con botellas de vodka de todo el mundo, y un par de tipos “catándolas” con mucho entusiasmo (aunque sean las 10.45 de la mañana).
En Brighton Beach también ves quioscos con diarios y revistas sólo en alfabeto ruso (cirílico). Más allá, tiendas y “antekas” (farmacias), y viejos con esos característicos sombreros de piel que seguramente ayudan a pasar el invierno (que aquí en Brighton Beach, frente al mar, es bien duro).

Busca vuelos a Nueva York

Es cierto que los musicales son los reyes de Broadway y que tanto páginas web como tus amigos te recomendarán ver al menos uno, pues son reconocidos por sus producciones y coreografías espectaculares.

Busca vuelos a Nueva York

Pero los espectáculos no son sólo musicales. Hacía años que escuchaba sobre una obra de teatro experimental que tenía guiños a Kubrick; a la que se entraba con una máscara y donde podías participar de las escenas. “Sleep No More” es una obra de la compañía Punchdrunk, inspirada en Macbeth. Se hace en el Hotel Mc Kittrick, en Chelsea. Celulares y cámaras no están permitidos, tampoco menores de edad.
Antes de que empiece el show, los asistentes toman un trago en un lúgubre bar ambientado en los años 30. Al entrar, hay que recorrer los diversos salones de este hotel abandonado, donde recrean desde un cementerio hasta un hospital. Luego van apareciendo los personajes, cuyas historias se van entrelazando y a los cuales los espectadores deben seguir de cerca. Para no matarte la sorpresa, la obra se resume en bailes, iluminación perfecta, tensión y ansiedad. ¡Imperdible! Apenas uno más de la que debe ser la ciudad más seductora, agotadora, envolvente y… con más imperdibles del mundo.

El Chelsea Market es un mercado ubicado muy cerca del río Hudson y el High Line (un parque en altura que fue levantado sobre los rieles de un antiguo tren) de Nueva York. En este mercado urbano puedes encontrar prendas de diseñadores independientes, libros y restaurantes muy ricos. Eso es en la planta baja, porque en los pisos superiores están las taquilleras oficinas de Google y Youtube, entre otras.
Uno de los restaurantes más populares es Lobster Place, donde puedes encontrar sólo productos del mar frescos. La estrella es la langosta. Al almuerzo se hacen filas para pedir este fino crustáceo servido acá en plato de plástico.
Hay también muchas otras opciones gastronómicas, desde comida japonesa hasta italiana. Además, encontrarás tiendas de especias y de increíbles dulces como las donas Doughnuttery.

Busca vuelos a Nueva York

Cuando me hablaban de Chinatown, imaginaba un conjunto de tiendas con esas características lámparas redondas y rojas, y restaurantes asiáticos. Nunca pensé sentirme en China en sí. El sonido del erhu, un McDonald’s en chino, dragones colgantes en las tiendas de recuerdos, puestos con frutas exóticas como lychee y longan; diarios en chino; la plaza de Confucio repleta de chinos hablando chino, y sólo una persona sin ojos rasgados (yo).
Muy cerca de ahí está Little Italy, o lo que va quedando de ese barrio de NY, pues Chinatown crece y crece, y arrasa con todo. Hoy Little Italy se limita a Mulberry Street y a un par de calles aledañas. Aquí reinan exquisitos restaurantes de pastas, la alegre música de acordeón, las lucecitas de colores y hasta grifos pintados de rojo, blanco y verde.

Busca vuelos a Nueva York

¿Quieres descubrir Nueva York como por primera vez?
Para este destino podrás encontrar
Compartir
Nueva York Estados Unidos Brooklyn Manhattan
Recomendados