Volver al blog
Virginia de María y Plan V en Chiloé

Un avión, un bus y una barcaza separaban al equipo de Plan V de la localidad de Castro, Chiloé. Luego de horas de viaje, llegaron al impresionante Hotel Tierra, una estructura geométrica robustecida de tejas al más puro estilo de las construcciones típicas chilotes y que por dentro consta de una calidez única que termina por darle el toque auténtico sureño.

Luego de instalarse, rápidamente se prepararon para su primera actividad. Conocieron a Rita Hube, quien ha llevado por años el oficio de tejedora de alfombras de pelo. La artesanía acompañada de vibrantes colores y finas texturas hicieron que ya el equipo se sintiera con el corazón bien puesto en Chiloé, preparados para todo lo que vendría.

Esa misma tarde conocieron a Marisol Bergamann, mujer que desde hace años vive en la mitad del bosque chilote dedicada a una sola cosa: construir a partir de la madera nativa y materiales de la zona increíbles juguetes de palo. En el canto de una de las puertas de la “casa Picapalos” rezaba la frase “el tiempo es sagrado”, frase que Marisol ponía a prueba a diario para darle forma a sus pequeñas creaciones.

Luego de una buena noche de descanso en el hotel Tierra Chiloé, el equipo abordó la barcaza del capitán Miguel Salgado con el fin de realizar otra de las actividades típicas de la zona: calar jaibas. Los pescadores, quienes llevan más de 15 años en el oficio, navegan diariamente 30 minutos para recolectar la pesca de la noche anterior. Virginia de María no se quedó atrás y junto a los audaces marineros ayudó a sacar las trampas y vivió de cerca la experiencia. Había que conocer más sobre esta impresionante –y aunque no lo parezca- exigente labor.

El equipo volvió a tierra firme y se preparó para conocer el campo orgánico de la señora Sandra, habitante williche y oriunda de la zona. En una rica plantación, desde hace años Sandra cosecha lechugas típicas, un sinfín de tipos de papas chilotas, y prepara también mermelada de frutos rojos que con facilidad crecen en esta zona del país.

El tercer día se lo dedicaron completamente a la cocina. Las primeras recetas del día serían preparadas junto a la chef del hotel Tierra, Natalia Canario, quien junto a Virginia de María le dio forma a un plato de ciervo a las finas hierbas con chutney de naranja y una torta de ruibarbo.

Luego, y caída la tarde, se trasladaron a un bosque con manzanos donde suele prepararse sidra chilota. La lluvia jugó en contra, pero nada detendría la cocina de Virginia, así que el delicioso risotto de erizos y torta de mil hojas encontraron la forma de prepararse, esta vez, en un invernadero de madera.

Rescatando los deliciosos sabores y de la mano de las materias primas chilotas, Virginia y el equipo de Plan V finalizaron este recorrido lleno de artesanías, actividades y recetas típicas por esta zona insular de nuestro país, que, sin duda alguna, vale la pena visitar.

En COCHA podrás encontrar vueloshoteles y paquetes para viajar a cualquier parte del mundo. ¡Para organizar tu próximo viaje visita cocha.com o nuestras tiendas y viaja mejor!

¿Nos vamos a Chiloé junto con COCHA?
Para este destino podrás encontrar
Chiloe Escapadas La Viajeria Viajeros
Recomendados